Incendio consume Museo nacional en Río de Janeiro

Parte de la indiferencia con la que las autoridades en varios países, así como en el nuestro (Bolivia), tratan al arte, la historia y a la cultura en general. Una verdadera pena por toda la información valiosa que se ha perdido.

(Agencias
Internacionales y El País)

Un incendio de grandes proporciones ha consumido durante la noche del domingo el Museo Nacional de Brasil, en Río de Janeiro, la más antigua institución científica y de historia natural del país, creado por el rey Juan VI en junio de 1818, cuando Brasil aún era una colonia de Portugal. El recinto tenía una colección de 20 millones de piezas, desde momias egipcias, adquiridas por el emperador Pedro I, al fósil más antiguo de América Latina, encontrado en Brasil, conocido como Luzia, de casi 12.000 años de antigüedad. En la mañana de lunes, el fuego ya era considerado controlado y los bomberos se preparaban para entrar en el local para evaluar las pérdidas.

El centro guardaba también la mayor y más importante colección indígena y la
biblioteca de antropología más rica del país. Las llamas empezaron alrededor de
las 19.30 (00.30 hora española), cuando el público visitante ya se había
retirado. Todavía no se conocen las causas del accidente, sin embargo, el Museo
Nacional sufría por falta de apoyo financiero para la manutención básica de sus
actividades. Las imágenes aéreas en la televisión muestran el palacio en la
Quinta da Boa Vista completamente tomado por el fuego y la dificultad de los
bomberos para controlar el incendio. Antes de servir para exposiciones, el
edificio fue casa de la familia real portuguesa.

El museo no recibía
integralmente los 100.000 euros que necesitaba para su manutención desde hace
cuatro años, según informes de la prensa brasileña. Al menos 10 de los 30
espacios de exposición estaban cerrados y solo 1% de la colección estaba
expuesta al público. En este año, la institución llegó a cerrar sus puertas
durante 10 días después de una huelga de los empleados responsables de la
limpieza del local que reclamaban sueldos atrasados. Desde 1946, el Museo
Nacional está asociado a la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), que
desde hace tres años también estaba sometida a recortes de presupuesto, como
consecuencia de la crisis financiera de Río de Janeiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *